jueves, 4 de marzo de 2010

AUTENTICIDAD

Hay a veces sucedáneos de vida, de fe, de riesgos, de sueños, que apagan la Vida verdadera que podemos llevar dentro. Hay pequeños tesoros que parecen anunciar respuestas, pero en realidad se terminan convirtiendo en polvo. Hay un afán de emociones, aromas, sentimientos, intensidades, que pueden entretenernos sin dejarnos saborear de verdad los días. Hay ideales que necesitan un poquito de realidad, para no convertir nuestra historia en ficción imposible. Un grito se alza hoy, incontestable… ¡Vive!


Es curioso cuánto hay en nuestro mundo de convenciones, fachadas, una cierta hipocresía.Cuánto hay de negación o silencio sobre lo que verdaderamente nos importa.Y sin embargo la verdad humilde es tan tranquilizadora:Todos tenemos heridas, ideas, anhelos, miedos.
Todos atesoramos esperanzas.
Todos guardamos memoria de errores.
Todos tenemos nuestra dosis de nostalgia y nuestro espacio de fiesta. ¿Por qué no relacionarnos desde esa verdad desnuda, vulnerable, pero honesta?.

pastoralsj

No hay comentarios: