jueves, 13 de enero de 2011

TE RECOMENDAMOS...

Joe Connor ha llegado para dar clases en Ruanda porque cree que puede marcar una diferencia. Cuando la escuela se convierte en un refugio para miles de ruandeses que escapan del genocidio, Joe promete a su alumna más brillante, Marie , que los soldados de la ONU la protegerán de la multitud de militares extremistas en busca de sangre. Pero cuando la ONU abandona a los refugiados, Joe y el director de la escuela, el padre Christopher , se enfrentan a un angustioso dilema: marcharse o quedarse con los ruandeses. Mientras los camiones de la ONU toman su camino a través de los aterrorizados refugiados, Joe mira la cara llena de lágrimas de Marie… ¿Qué debe hacer él?


El gran valor vocacional de esta película está precisamente en la contemplación de dos vidas, la de padre Christopher y la de Joe, que se tienen que decidir ante la tragedia humana vivida durante el genocidio de Ruanda de 1994: poner o no su vida en juego para defender a los refugiados.