domingo, 15 de mayo de 2011

Un viernes cualquiera...

Hola voluntarios, soy Lorena, una chica de Castellón, hace unos 2 años que hago voluntariado en el Hospital Provincial de Castellón, más concretamente en el servicio de Salud Mental; dicho esto, quería compartir con vosotros un sentimiento que me invade desde hace unas semanas...Os cuento: hace dos viernes entre en Salud Mental como todos los viernes, ( tengo la suerte de compartir taller con compañeros voluntarios maravillosos), bueno, el caso es que estando allí en el taller, esa tarde, se me acercó un paciente y me dijo: buenas tardes, ¿me puedes dar un folio para dibujar?.

 Yo me quedé sorprendida a más no poder, no por lo que me había pedido, que por supuesto se lo di gustosamente, sino por quién me lo había pedido y cómo me lo había pedido... Me explico: este hombre llevaba ingresado unos cuantos meses, me acuerdo de la primera vez que lo ví, entró totalmente ido, sus gestos eran bruscos, había mucha agresividad en sus formas y tenía la mirada perdida, me dió mucha pena, el hombre no era dueño de su cuerpo; lo cierto es que nunca me había dado la confianza como para acercarme a él. En fin, creo que ya podéis haceros a la idea del porqué de mi sorpresa. Continuo, pues esa tarde de viernes en la que me pidió el folio, estuvimos hablando largo y tendido de muchos temas, música, arte, comentamos 
sus dibujos...vamos, que era otra persona, tenía un rostro sereno, en sus ojos ya no había agresividad había alegría; yo estaba tan sorprendida que me quedé mirándole largo rato mientras dibujaba, allí sentado al lado del aparato de música; incluso se podía intuir una media sonrisa en sus labios...
No puedo explicaros con palabras la satisfacción tan grande que sentí en ese momento. Estas cosas son las que me hacen pensar que estamos allí por algo, que la cosa funciona y que aunque es un servicio difícil, emocionalmente hablando, y no muy agradecido, a veces pasan estas cosas que hacen que " arda nuestro corazón" y que cada día, en mi caso, tenga más ganas de continuar en el voluntariado.
 
¡No es lo que hago, es por qué lo hago!
 
Un abrazo muy fuerte compañeros.

Lorena (Castellón)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, me siento muy identificada con lo que cuentas.

Ojalá sigan sorprendiendonos tan gratamente, que es lo da sentido a lo que hacemos.

Saludos.